Home, Un viaje interno.

El viaje me ha permitido tener una nueva perspectiva sobre la vida, una perspectiva que cambia constantemente. Cuando hablo del viaje no solo me refiero al hecho de salir de mi ciudad o país, de recorrer nuevos caminos, de ver nuevos lugares o de volver a lugares en búsqueda de eso que te falto de ver o experimentar, cuando hablo del viaje en la actualidad hablo más de la vida en sí misma, porque con el tiempo notamos que el experimentar, el vivir, el ver, el aprender nuevas cosas y el conocer personas es parte del viaje y todo esto lo hacemos en nuestra ciudad, en nuestro país.

Este año para mi ha sido un año muy movido, recuerdo en donde estaba hace un año, la perspectiva que tenía sobre la vida, y veo como mi forma de pensar y de ver la escena cambió; como en un año donde no he viajado tanto como quería, fue donde aprendí que lo único constante en nuestra vida es el cambio, tanto que a veces queremos algo de normalidad, pero llega un momento donde ya no sabemos bien o no podemos definir que es la normalidad, ¿que es la normalidad para un viajero?

Tuve tantos cambios que por un momento llegué a pensar o ha sentir que había encontrado un hogar, un lugar al cual llegar y sentir y hacer de el mi hogar, el cual con el solo hecho de estar, me daba paz y que ver la ciudad por la ventana me parecía una de las cosas más maravillosas que podía tener en la vida, me hizo replantearme más de una cosa y cambiar en mi mente más de un destino y un plan, me hizo saber que tal vez no sabia lo que haría el día de mañana y créanme que eso me enseñó mucho, me enseñó que pocas cosas son seguras y al mismo tiempo me hizo apreciar más el hecho de tener una familia, un lugar donde volver, donde sin importar que pasaría el día de mañana podría llegar y abrazar a mis seres queridos, me hizo notar que una parrillada junto a mi familia aun si yo estaría en la parrilla casi sin hablar con el resto, era un gran plan porque los tenía alrededor mío y eso era bueno y poder jugar con mis sobrinos era algo más que hermoso, encontrar un hogar lejos de casa había hecho que apreciara mas mi casa y al mismo tiempo saber que esa casa era mi lugar de paso pero un lugar al que siempre puedo volver.

Al pasar los meses, el lugar que me había hecho sentir como aquel lugar donde estaba mi hogar, se empezó a desvanecer haciendo que me preguntara si en serio lo había sido o si solo fue un espejismo, algo muy efímero sin embargo significativo, una pequeña cucharada de eso que esperaba volver a encontrar cerca o lejos de casa, un hogar,mi lugar.

He empezado a creer que tal vez es algo un poco más complejo para un viajero o tal vez soy yo la compleja, aun no lo se.

Aunque es raro sentirse de nuevo en cero y por ratos es como tener todo y nada, es de alguna manera el inicio de algo, de construirse de nuevo y eso aunque suene difícil siempre es bueno.

El viaje de la vida me hizo darme cuenta que soy muy de viajes interiores, de que más allá de los lugares y las millas es todo lo que las experiencias de la vida producen en mi.

Tal vez el hogar al que quiero llegar sea aquel que construya ahora dentro de mí, después de todo más allá de los lugares, de las formas, de las fotos, de los recuerdos, de las experiencias; son las personas, son las sensaciones, es la humanidad, lo que somos y lo queremos ser, lo más parecido a nuestro puerto seguro, nuestro punto de partida, nuestro lugar de paz y nuestro viaje principal, ese que se construye y se vive día a día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s