La vida que elegí

Comienzo mi relato por algo que inevitablemente me lleva a otra cosa, la nostalgia.

Yendo a un lugar que me enganchó, estando de una conexión a otra, un viaje de 14 horas y que si sumo el bus serán 16, estando de pasada por Asunción puedo decir que he sentido mucha nostalgia por Sao Paulo, he visto publicidad de SP, he leído sobre SP y ahora acá veo una cafetería que también estaba en el aeropuerto antes de regresar a Ecuador; en parte mi relación con Brasil fue de amor y odio, recuerdo haber estado feliz de regresar a casa y estar triste de dejar Sao Paulo, aún no me iba y ya quería volver, esta nostalgia me hace pensar en algo: En la vida que elegí; la nostalgia será una constante, queriendo siempre volver a lugares que de alguna manera me engancharon y se hicieron parte de los miles de recuerdos increíbles que la vida me ha dejado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por alguna extraña razón hoy me he sentido enormemente bendecida y agradecida sabiendo que lo que vivo no todos tienen la oportunidad de vivirlo, sabiendo que mi sueño de niña de querer estar de un lado a otro hoy es verdad, tal vez no como Eliza Thornberry, tal vez no en una casa rodante; en el fondo aunque amo la idea de pasar de viaje, amo también la idea de un pequeño lugar al cual sentir mi hogar, escribo esto y miro el reloj son apenas las 5 y mi vuelo sale a las 9, hoy he comido, he volado, estoy haciendo camino, estoy escribiendo y estoy imaginando cuántas conexiones más tomaré en mi vida, cuantos vuelos mas tendré que esperar, cuántas veces correré por los pasillos de un aeropuerto para no perder un vuelo, sabía que este año seria un año de cambios y transición, la nostalgia de ver mi ciudad antes de venirme esta vez fue diferente, esta vez lo sentí como hace poco lo dije, una despedida lenta, sabiendo que siempre amare a Guayaquil con todas las virtudes y defectos de mi ciudad, de mi puerto, de mi río de colores y atardeceres, sabiendo que tengo un mundo por ver y vivir, llevando en el pecho a mi ciudad y mi país, amándolo desde donde esté y sabiendo que querré a muchos lugares y puede y es más que seguro que de muchos me cueste despedirme, sabiendo que aún hay camino por recorrer y, que ese camino, esta vida, yo la elegí.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s